En defensa del neoliberalismo

ENSAYO SOBRE EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI
Por
: Luis Israel Abreu           

En la primera década de este siglo se ha estado tratando de llevar a la práctica una filosofía socio-política y económica llamada Socialismo del Siglo XXI, que nadie de los que la están impulsando en estos momentos, saben exactamente de lo que se trata u ocultan sus verdaderos propósitos al implantarla. Esta filosofía fue expuesta públicamente por primera vez en 1996  por el autor ruso A. V. Buzgalin.  Más tarde, el profesor Heinz Dieterich Stefan, de origen méxico-alemán, abundó en su interpretación en una entrevista concedida a la revista peruana Mariategui en el año 2006.

            Sin embargo, y sin dudas, el presidente venezolano Hugo Chávez  es quien ha tomado en sus manos la bandera del Socialismo del Siglo XXI (SS-XXI) para tratar de implantarlo en su país y en otros  países latinoamericanos. Mientras que según Buzgalin y Dieterich  el SS-XXI  es  más bien una propuesta de socialismo democrático  o democracia participativa, donde la libertad, la descentralización,  la justicia, la iniciativa privada y las elecciones libres son los pilares fundamentales del mismo. El proyecto de Hugo Chávez es una propuesta en experimentación que se asemeja más bien  al modelo castro-comunista cuyos pilares fundamentales son la concentración de poderes, el autoritarismo, la propiedad pública o estatal y el modelo de partido único. Actualmente este proyecto está en experimentación en Venezuela, Bolivia y Ecuador, con otros intentos en Nicaragua y Argentina. Por consiguiente y analizando paso a paso lo que ocurre en esos países y tratando de ser lo más objetivo posible,  expongo a continuación la esencia del SS-XXI según la interpretación  del mandatario venezolano Hugo Chávez Frías. Este análisis ha sido llamado ensayo debido a que el socialismo de que hablamos se encuentra en etapa experimental. Cualquier opinión al respecto será bienvenida.

            Este ensayo ha sido resumido en 20 puntos o artículos, los mismos se divulgaran vía Internet y en otras publicaciones. Debido a lo extenso del mismo este será enviado periódicamente en partes proporcionales de 4 puntos cada vez. También podrá ser visto, por partes, en el blog www.israelabreu. net.

1)         Filosofía del Socialismo del Siglo XXI.- Esta es una filosofía política de extrema izquierda que considera al Estado como rector absoluto de todo lo que existe en el país.  La libertad individual y la justicia quedan supeditadas a la libertad y a la justicia colectiva. Este tipo de socialismo es más bien un comunismo  re-potenciado aunque nunca se usará esa palabra ya que la misma está ligada al fracaso. Se usará más bien socialismo a secas, sin aclarar al cual pertenece si al europeo, cubano, brasileño o chileno. Y,  por supuesto, no se hará mención a que las raíces del Socialismo del Siglo XXI se remontan al siglo XIX, año 1848, en que  Karl Marx y Friedrich Engels elaboraron y publicaron el Manifiesto Comunista por encargo directo de la Liga de los Comunistas europeos. Aunque en honor a la verdad, ni el propio Karl Marx escribió mucho sobre la teoría socialista que resultó ser una utopía. A esto hay que agregar que tanto Marx como Engels prefirieron soslayar el término comunista y usar más bien el término socialista por tener este una connotación menos violenta. Aun hoy en día sucede lo mismo. Tampoco logró el socialismo de Marx realizarse en ninguna parte del mundo. Su método de lucha para llegar al poder fue principalmente la violencia con la confrontación de clases sociales mientras que el SS-XXI usa la vía electoral, procediendo posteriormente a eliminar todas las instituciones democráticas. La meta final, según el Manifiesto Comunista es la eliminación total del Estado pero antes de llegar a la misma habría un periodo de transición entre capitalismo y comunismo que se llamaría la Dictadura del Proletariado (militar), etapa en la que habría que imponerle al pueblo, por la fuerza de una revolución, los conceptos de un mundo sin clases. Chávez  usó por primera vez el termino Socialismo del Siglo XXI  el 30 de enero del año 2005. También reconoce Chávez que el guía y líder principal de este socialismo, por lo menos en América Latina, es el dictador cubano Fidel Castro, por lo que para nadie es un secreto que lo que se pretende a través del SS-XXI es repotenciar el sistema comunista que en Cuba  y en todo el mundo fracasó. Parece que no oyó hablar Chávez  de la famosa frase de Winston Churchill décadas antes del derrumbe del bloque soviético: - El Socialismo es la filosofía del fracaso, el credo a la ignorancia y la prédica a la envidia, sin virtud inherente; es la distribución igualitaria de la miseria - .   

 2)        Llegada al poder a través de elecciones libres.- En el SS-XXI se llega al poder a través de elecciones libres aprovechando las bondades de la democracia. Por supuesto, no se le dirá al pueblo lo que se va a hacer después de la llegada al poder ya que habrá que cambiar muchas cosas que afectaran la vida normal de las personas. Por ejemplo, Chávez siempre dijo que implantaría el SS-XXI, pero nunca dijo que para llegar a él se eliminaría el estado de derecho, las libertades individuales, la propiedad privada, las instituciones democráticas, etc.  Lo mismo que sucedió en Cuba con Fidel Castro que él mismo reconoce que antes del ataque al cuartel Moncada en 1956 ya era marxista leninista, pero que no lo dijo porque ¬ “el pueblo no estaba preparado para saber eso”¬. Castro traicionó a todos los que lucharon a su lado y a todo el pueblo cubano. Algo parecido hizo Manuel Zelaya en Honduras, quien en su campaña electoral nunca habló del SS-XXI ni que reformaría la Constitución para reelegirse indefinidamente y luego quiso hacerlo. La llegada al poder a través de elecciones tiene la gran ventaja de que mientras que el pueblo cree que lo que tiene es una democracia y mientras que los opositores se ponen de acuerdo, el gobierno trabaja intensamente tratando de eliminar lo más pronto posible todas las instituciones democráticas. El pueblo ayuda mucho, principalmente los pobres, creyendo las promesas que les hacen de que ¬“muy pronto‚¬ saldrán de la miseria y vivirán como viven los ricos. Ese lenguaje populista atrae a las multitudes. El mundo exterior también ayuda mucho en su ignorancia repitiendo la misma falacia de que el gobierno es democrático por haber sido electo democráticamente.   

3)         Elecciones generales y partido único.-  Para  poder triunfar desde el poder se usaran  todas las argucias posibles, desde el arreglo de computadoras, las cedulas múltiples, incluyendo a los muertos y hasta a los ciudadanos extranjeros, como en Venezuela que votan los cubanos, en Bolivia que votan los venezolanos y en Ecuador que votan los bolivianos.  Su triunfo estará garantizado ya que para optar por la Presidencia de la República solo habrá un candidato, el mandatario de turno. Esto sin contar que el Consejo Electoral estará siempre de parte del candidato oficialista.  Debido a esto es que todos los dictadores comunistas han podido gobernar hasta su muerte o su incapacidad total, como Fidel Castro. Con relación a las elecciones parlamentarias o intermedias sucede algo parecido. Supuestamente este tipo de elecciones no debería causar muchos problemas ya que los votantes seleccionaran a sus candidatos de una lista que les entrega el gobierno. Si a pesar de toda la ventaja en la propaganda y otros recursos se temiera que algún candidato del oficialismo pudiera perder frente a alguno de la oposición, se apelará a la inhabilitación de éste, para que no pueda aspirar. Algo parecido a lo que sucede en Venezuela, Ecuador, o Bolivia donde se ha llegado al extremo de enjuiciar con cualquier pretexto a candidatos a la presidencia para que no puedan hacer campaña electoral.  Para esto se contará siempre con el respaldo del Consejo Electoral, encargado de preparar las boletas electorales y de contar el resultado de la votación. También se contará con todos los recursos económicos del Estado mientras que la oposición no contaría con los mismos. Además, la publicidad será masiva debido a  que toda la prensa del país será propiedad del Estado. Si por casualidad, y a pesar de todos los esfuerzos posibles, algún gobernador o alcalde de la oposición resultara electo no habría por qué preocuparse, se le quitan todas las competencias, incluyendo el presupuesto que la Constitución le confiere, y se nombran oficiales de DEDO  que respondan solamente al máximo líder. Además, otro control indispensable es el de los partidos políticos.  El sistema político será unipartidista pues la mejor forma de ser electo y de gobernar es sin partidos de oposición. El pluripartidismo es visto como un vicio de la burguesía. El mejor ejemplo de la ventaja del unipartidismo lo tenemos en Cuba donde un solo hombre (Fidel Castro) ha podido gobernar de forma vitalicia durante 50 años.

4)         Reforma de la Constitución. - Tan pronto como se pueda se redactará una nueva Constitución (o se reformará la existente) ya que para poder implantar el SS-XXI es necesario ejercer un control absoluto y de larga duración. Esto será posible logrando la reelección indefinida del mandatario que poco a poco se convertirá en dictadura indefinida hasta que supuestamente se establezca el SS-XXI. En caso de que no se logren los votos necesarios para  reformar la Constitución en la primera votación, no importa, se repetirá la votación cuantas veces sea necesario hasta que se logre el objetivo deseado. También se incluirá un artículo que se llamará Referéndum Revocatorio para poder revocar el mandato presidencial si el mandatario incurriera en violaciones a la Constitución. A esto tampoco hay que temerle ya que los recursos abrumadores del Estado, y sus órganos afines, harán casi imposible esta revocación.  Si de momento, por el rechazo popular, la Constitución no pudiera ser reformada, se recurrirá a las llamadas leyes habilitantes que son poderes especiales que se le otorga al Jefe de Estado para que introduzca por decreto las leyes  que no pudieron obtenerse al no haberse podido reformar la Constitución. Estas leyes habilitantes son poderes omnímodos, absolutos, otorgados por el Congreso o Asamblea Nacional al gobernante de turno. Algo parecido a lo que sucedía en la Roma Imperial donde el Senado le otorgaba poderes dictatoriales al Emperador. La diferencia estriba en que en Roma se le llamaba poderes dictatoriales mientras que en Venezuela se les llama poderes especiales o leyes habilitantes.    

Continuará…

New Jersey, 1ro de diciembre de 2009

Por Luis Israel Abreu.- Curso estudios de Ciencias Políticas en la Universidad Estatal de Jersey City, New Jersey y es Contador Profesional de la Escuela Profesional de Comercio de Santa Clara, Cuba.

                                                                                       www.israelabreu. net

 

 

Regresar a la portada