En defensa del neoliberalismo

Otro Obama a la Presidencia en 2016? 


 

Por Jadir Hernndez

 

Miami, 29 de octubre de 2016


 

Estar Michelle Obama acariciando el sueo de quedarse en la Casa Blanca, pasarle factura a los Clinton y condenarnos a todos a comer brcoli durante su eventual presidencia. Barack Hussein no es precisamente un hombre sincero. l insiste en que Michelle no tiene paciencia y que no le interesa llegar al poder. Pero hay que recordar como Obama se cans de repetir que no iba a liberar a los espas castristas de la red Avispa, y el 17 de diciembre del 2014, a las 10:00 AM nos enteramos de que los 3 espas indultados iban rumbo a Cuba, despus de una negociacin secreta con la dinasta cubana por ms de 18 meses. 

 

Qu pasara si un juez federal dicta una imputacin contra Hillary Clinton? De acuerdo con la ley, si el FBI recomienda llevar el caso de los emails de Clinton a la corte criminal, un juez debe convocar a un gran jurado para determinar si procede o no una acusacin formal contra Hillary. Si el gran jurando falla a favor de abrir una acusacin oficial, la exsecretaria de estado debe renunciar a su candidatura a la presidencia. 

 

En ese caso, le corresponde a la plana mayor del Comit Nacional Demcrata determinar a dedo quienes integraran la nueva frmula Presidente y Vicepresidente. Tendran que convocar a nuevas elecciones y hacer una nueva boleta a nivel nacional, solo para la eleccin presidencial. En ese caso hay varios prospectos: Bernie Sanders, quien no le gusta al Comit porque en realidad no es demcrata sino un senador independiente y ultra izquierdista; Elizabeth Warren, considerada una esperanza comunista; o, adivinen quien, alguien fresco, con preparacin y experiencia en la casa blanca, con un carcter insoportable pero tolerable para ambos extremos del partido demcrata: Michelle Obama. 
 

Sera una solucin aceptable para Barack H. pasar a ser Primer caballero en la casa blanca? Les gustara seguir viviendo en la Casa Blanca a las dos infantas con nombres rusos del matrimonio Obama? Eso lo sabremos en los prximos das, pero no esperemos sinceridad por parte de Obama y mucho menos de la hasta ahora candidata a la presidencia, Hillary Clinton. Eso es como pedir peras a un olmo rojo rojito, como dira el difunto dictador Hugo Chvez Fras.