En defensa del neoliberalismo

Socialismo contra Capitalismo, Deficiencia contra Eficiencia 

¿Cuál es el Debate en Venezuela?

 

La empresa minera brasileña "VALE" ( www.vale.com ) es una de la más importante del mundo y ha desarrollado una importante infraestructura en Brasil-miles de kilómetros de vías férreas y  construcción y operación de puertos marítimos- y, además, genera, ella misma, alrededor del 30% de la electricidad que consume para su proceso productivo. Esta empresa era pública y fue privatizada a finales de la década de los 90, aunque el gobierno brasileño conserva una Acción de Oro que le da poder de veto en importantes decisiones de la compañía. VALE cotiza en la bolsa de Nueva York; por tal razón, el gobierno socialista brasileño es socio de los capitalistas de Wall Street. VALE genera empleo en brasil, desarrolla infraestructura, paga impuesto, desarrolla la economía del país y no distrae al gobierno brasileño en la gestión de la empresa. Los privados han abierto nuevos mercados para los productos brasileños y el gobierno brasileño ha podido concentrarse mejor en sus funciones propias.

 

En cambio, el gobierno socialista y obrerista de Venezuela mantiene en la quiebra o rumbo a la quiebra a las empresas mineras públicas del aluminio y del hierro (http://www.cvg.com/ ) que se encuentran en Guayana. No han desarrollado nuevas y modernas líneas de producción, las enfermedades laborales están a la orden del día, el Estado tiene que subsidiarlas con dineros públicos, desviando, así,  recursos que podrían ser destinados a mejorar los pésimos servicios públicos- como hospitales, seguridad policial-.

 

Así llegamos al 2010 y nos encontramos que estas empresas están operando precariamente. Y el gobierno socialista, anticapitalista y antiempresarial de Hugo Chávez es el gran responsable del mal manejo de las empresas agrupadas, hasta ahora, en la Corporación Venezolana de Guayana. Tiene el descaro de acusar a las empresas privadas de ser explotadoras, cuando la realidad es que las empresas mineras públicas por él administradas son las grandes responsables del maltrato a los trabajadores, de la obsolescencia industrial de esas empresas, del desperdicio de energía por el mal estado de los equipos. Ha tenido 10 años para demostrar una gestión pública que fuera ejemplo para el mundo, y, por tanto, salvar al planeta, del, supuesto, capitalismo voraz. Y no lo ha hecho, las ha quebrado y maltratado a sus trabajadores. Por el contrario, se pueden conseguir muchos ejemplos en el mundo de empresas privadas mejor gestionadas que las empresas públicas de Chávez. La minera VALE es uno de eso ejemplos.

 

El debate más que de SOCIALISMO CONTRA CAPITALISMO es entre EFICIENCIA Y DEFICIENCIA. La realidad es contundente las empresas públicas del aluminio y del hierro de la Corporación Venezolana de Guayana son deficientes, son una historia de fracasos. Las empresas privadas del aluminio y del hierro brasileño son una historia de éxitos. Venezolanos, ¿hacemos caso  a la realidad o a los delirios de un enfermo de poder?

José Luis Vallenilla

Coordinador Adjunto DE Primero Justicia en Maracay, Aragua, Venezuela.

 

 

Regresar a la portada